Debate PCAOB: Más allá de alternar entre las firmas de auditoría, las compañías necesitan opciones, independencia y calidad

  • Share
  • Print page

Para Mazars, la independencia es clave en el mercado actual de la auditoría y juega un papel vital para ser parte del desarrollo de un mercado más abierto y cambiante. Se ha permitido que la concentración del mercado se desarrolle de forma excesiva, a pesar de que la auditoría es una actividad regulada estrictamente. Esta situación, se ha ido gestando los últimos 40 años, por medio de grandes adquisiciones, fusiones e incluso con la salida de uno de los jugadores del mercado.

La alternancia obligatoria, asociada con licitaciones transparentes y justas, podría ser una de las respuestas regulatorias para reducir la concentración del mercado y mejorar la percepción sobre la independencia del auditor.  

Sin embargo, Mazars considera que hay una necesidad de una serie de medidas con una base más amplia, para realmente hacer una diferencia, reducir la concentración del mercado y permitir a las firmas no dominantes, obtener experiencia con compañías más grandes. No habrá una solución “mágica”, esta sería una expectativa poco razonable.

Por lo tanto, Mazars sugiere la auditoría conjunta, mediante la cual  las firmas de auditoría no dominantes tendrán la oportunidad de construir con el tiempo, experiencia en las altas esferas del mercado y de este modo justificar la considerable inversión que será requerida. La auditoría conjunta, es también una medida crucial que un regulador puede considerar para asegurar que el cambio real puede suceder.

 

La mejor respuesta al riesgo de familiaridad excesiva reside en considerar la relación entre la entidad auditada y el socio que firma, así como en la responsabilidad compartida sobre la opinión del auditor. La efectividad de la responsabilidad compartida acerca de la opinión entre dos firmas independientes (Auditoría Conjunta) reduce considerablemente el riesgo de la familiaridad. Debido a que el trabajo de cada firma es sujeto el escrutinio de la otra y la opinión de los contadores es firmada de forma conjunta, la alternancia de firmas no sería necesaria. A lo mucho, la alternancia obligatoria por un periodo prolongado (¿15 ó 20 años?) únicamente alienta la independencia.

En nuestra opinión, las firmas de auditoría y consultoría también tienen que ser transparentes y confiables acerca de su propia gobernabilidad. Hay dos formas de fomentar el progreso: por medio de la legislación o por medio de firmas en el mercado que provean de liderazgo y adopten mejores prácticas, por su cuenta. Ambas son necesarias y se complementan. Las mejores prácticas que están en línea con el interés público y que claramente tienen un impacto positivo, deben ser adoptadas de forma natural. En Mazars, hemos tomado importantes decisiones y por lo tanto hacemos nuestra contribución en este tema:

  • Somos una organización integrada de manera global, con una sociedad de 800 socios a nivel mundial;
  • Transparencia en el desempeño financiero y gobernabilidad- desde 2005, Mazars publica su Reporte Anual que presenta sus cuentas consolidadas, auditadas en forma conjunta, preparadas en concordancia con las IFRS. A la fecha, somos el único grupo de servicios de auditoría y consultoría que se somete a sí misma a este demandante ejercicio bajo las mismas  condiciones que sus clientes;
  • Un ambiente abierto y cambiante- Mazars no pretende desplegar un modelo con base en el enfoque de un país o región en particular a nivel global, por el contrario apunta a integrar culturas diferentes. Estamos a favor de un mundo que abrace la diversidad y nos sentimos particularmente cómodos en situaciones que requieren de escuchar con atención y de dialogar. 

Share