Prácticas bancarias responsables: benchmark 2020

Con los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), y las prácticas bancarias responsables convirtiéndose más ampliamente en foco esencial para la industria bancaria, Mazars ha evaluado cómo los bancos están incorporando la sustentabilidad en sus prácticas comerciales.

Ya sea que apoye iniciativas ambientales o reconozca su impacto en la sociedad, la industria bancaria está en una trayectoria para operar de manera responsable e incorporar la sustentabilidad en su propósito y propuesta de valor. Más recientemente, la pandemia de Covid-19 ha puesto en primer plano la importancia del papel positivo que puede desempeñar el sector bancario, ya que tanto los gobiernos como los reguladores buscan que los bancos brinden apoyo a las empresas y los clientes, mantengan la economía en marcha y ayuden a mitigar los efectos económicos de la crisis por Covid-19.

El Covid-19 ha reafirmado el papel positivo que el sector bancario puede desempeñar trabajando con los gobiernos y los reguladores para mantener la economía en marcha. Estos hallazgos deberían recordar a los bancos que la crisis es una oportunidad para mirar más allá de las prioridades inmediatas, reevaluar sus propósitos y valores y utilizar algunas de las buenas prácticas descritas en nuestro reporte para integrar verdaderamente los factores ESG en su toma de decisiones sobre las inversiones para el bien del negocio, sus clientes y la sociedad."

LEILA KAMDEM-FOTSO SOCIA DE MAZARS

Con el fin de ayudar a los bancos y a sus grupos de interés a determinar su situación, en este benchmark se examinan las prácticas de sustentabilidad de 30 bancos que son miembros del IF-PNUMA y/o signatarios de los Principios para una Banca Responsable, para compararlos e identificar, cuando sea posible, ejemplos de buenas prácticas. Nuestra investigación se basa en información disponible públicamente, incluidos los informes de RSC de los bancos. Nuestra metodología de evaluación, que se describe con más detalle en el reporte, tuvo la orientación de la IF-PNUMA en cuanto a “qué debería ser lo correcto".

Nuestra evaluación muestra que, aunque muchos bancos informan que están trabajando para integrar la sustentabilidad, esto no siempre se refleja en su estrategia, gobernanza y políticas corporativas. Queda mucho trabajo por hacer para que los factores ESG se integren plenamente en el marco de gestión de riesgos de los bancos.

En general, sólo tres de los 30 bancos evaluados se identificaron como demostradores de buenas prácticas en una amplia gama de factores de sustentabilidad (Líderes), 10 bancos mostraron un enfoque sostenible a través de algunos factores (Partidarios) y 17 bancos indicaron pruebas limitadas de un acercamiento sostenible a través de la mayoría de los factores (Seguidores).

Descargue nuestro estudio completo para saber más sobre la forma en que los bancos están integrando los criterios ambientales, sociales y de gobernanza en sus estrategias comerciales y marcos de gestión de riesgos.

Documento

Responsible Banking Practices Benchmark study.pdf
Responsible Banking Practices Benchmark study.pdf